Viola a una jornalera y se libra de la cárcel con 6.000 euros y un curso de educación sexual

·2 min de lectura
Un hombre trabaja en una plantación, en una imagen de archivo. (Photo: Fabian Acidres/Europa Press via Getty Images)
Un hombre trabaja en una plantación, en una imagen de archivo. (Photo: Fabian Acidres/Europa Press via Getty Images)

Un hombre trabaja en una plantación, en una imagen de archivo. (Photo: Fabian Acidres/Europa Press via Getty Images)

Un hombre ha conseguido librarse de la cárcel, a pesar de haber admitido que agredió sexual y físicamente y amenazó a una jornalera mediante el pago de 6.000 euros y las costas del juicio. También tendrá que realizar un curso de educación social y estará en libertad vigilada durante cinco años, según ha publicado este miércoles El País.

Se trata de unos hechos que ocurrieron el 14 de mayo de 2019 en la localidad murciana de Archena y, tal y como recoge el citado diario, se han saldado con un acuerdo entre la Fiscalía, la víctima de la agresión sexual y la defensa. Según ha dado a conocer El País, el varón que por aquel entonces tenía 64 años quedó a las nueve menos cuarto de aquella noche con una jornalera paraguaya contratada por una ETT (empresa de trabajo temporal) para la temporada de recogida del albaricoque.

Cállate, si no quieres problemas conmigo, haz lo que yo te pidaAmenaza del hombre a la jornalera paraguaya, citada por 'El País'

El jefe recogió a su empleada en una furgoneta blanca y la llevó a una finca conocida como Los Chatos de Yéchar, a lo que la mujer le preguntó qué hacían allí. Según el mencionado medio, la respuesta fue la siguiente: “Cállate, si no quieres problemas conmigo, haz lo que yo te pida”. Y después obligó a la trabajadora a que le practicase una felación, la violó y amenazó con despedirla tanto a ella como a sus “paisanos” si contaba algo de lo que había pasado.

El fallo judicial

Ella acabó denunciando y él pasó medio año en la cárcel, entre mayo y noviembre de aquel año. No obstante, el fallo judicial de la Audiencia Provincial, recoge El País,  se ha saldado con el pago de las costas procesales -que el hombre pagó a la víctima antes del juicio- así como la prohibición de acercarse a esta, un lustro en libertad vigilada y el compromiso de éste de no delinquir y realizar el mencionado curso de educación sexual.

También se explica en la citada información que este resultado se debe a que el acusado reconoció el delito y las penas que tanto la Fiscalía como la acusación particular pidieron.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente