Dos vinos españoles consiguen la máxima puntuación histórica en la Guía Peñín

·2 min de lectura
Cata de vinos de Jerez. (Photo: Holger Leue via Getty Images)
Cata de vinos de Jerez. (Photo: Holger Leue via Getty Images)

Cata de vinos de Jerez. (Photo: Holger Leue via Getty Images)

La Guía Peñín ha marcado un hito en su nueva edición para 2023, otorgando por primera vez en treinta años la máxima puntuación a dos vinos españoles. Los caldos reconocidos con los 100 puntos son Alvear Pedro Ximénez Solera 1830, de Alvear, y Conde de Aldama Amontillado “Bota No”, de Bodegas Yuste.

“Dos elaboraciones históricas que representan unas tipologías únicas en el mundo”, destaca la Guía Peñín en un comunicado en el que informa de la decisión.

(Photo: GUÍA PEÑÍN)
(Photo: GUÍA PEÑÍN)

(Photo: GUÍA PEÑÍN)

Para Carlos González, director técnico de la guía, Alvear Pedro Ximénez Solera 1830 “es un vino puro y racial, que alcanza la excelencia gracias a una elaboración cuidada y muy lenta”. Este vino cuenta con la denominación de origen Montilla-Moriles y recomiendan acompañarlo con chocolate o cualquier tipo de fruta. Actualmente está agotado.

En el caso del Conde de Aldama Amontillado “Bota No”, se trata de un vino que solo se puede disfrutar por encargo y del que, habitualmente, solo se comercializan una veintena de botellas. Este caldo procede de una solera de mediados del siglo XVII, en la línea de los viejos Amontillados, y que se puede encontrar de manera escasa en algunas botas jerezanas.

“Un vino del cual no se conoce un final y que seguirá presente por muchísimos años más, incrementando su ya amplísimo espectro de aromas y sabores”, sentencia Carlos González.

Los vinos españoles de todo viven un gran momento tanto a nivel nacional como internacional. Hace unas semanas el Oloroso Tradición VORS de Bodegas Tradición consiguió la calificación de Champion, la máxima posible, en el prestigioso International Wine Challenge. Los jueces del concurso lo describieron “de acabado casi eterno”.

No fue el único caldo reconocido en la competición. Cabecita Loca Vermouth se llevó el trofeo en la categoría de Vermú, mientras que el Albariño 2021 de Bodegas Altos de Torona ha sido considerado como el mejor blanco español (se llevó el Spanish White Trophy). En cuanto a los tintos, el más destacado fue Alcubilla de Avellaneda 2018 de Legaris (Spanish Red Trophy). Por su parte, Bodegas Villa Conchi se llevó el trofeo de la categoría de Cava por su Extra Brut Imperial Reserva 2018.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente