Es el villancico más pegadizo, pero ¿qué **** es un 'burrito sabanero'?

·2 min de lectura
Burrito rodeado de sábanas, que no sabanero. (Photo: Getty Images)
Burrito rodeado de sábanas, que no sabanero. (Photo: Getty Images)

Llegaron las fechas en las que una melodía resuena en las cabezas de muchos españoles y no sale de ella hasta pasado el 6 de enero. No, no hablamos de Los peces en el río, de Campana sobre campana, o de 25 de diciembre fun, fun, fun. Hablamos del Burrito sabanero.

Después de leerlo es bastante probable que en tu cabeza ya se haya metido el “si me ven, si me ven, voy camino de Belén”. Y solo podemos acompañarte en el sentimiento.

Pero la duda que asalta a muchas personas al oír este villancico es ¿qué ***** es un burrito sabanero?

La imagen que se le viene a la cabeza a muchos es esta:

Aunque hay incluso quien ha encontrado al auténtico burrito sabanero:

Tampoco estaban en lo cierto los que se equivocaban cantando “burrito bananero” o “burrito sandunguero”. No, sabemos que el villancico es rumboso, pero no es cosa del burrito.

Lo cierto es que ese “sabanero” no tiene nada que ver con las sábanas, ni las vende, ni las porta como alforjas. Su nombre viene, tal y como cuenta la revista mexicana Food and travel, de la Gran Sabana venezolana, situada en el mazizo de las Guayanas y parte del parque natural Canaima. Su hábitat sería un paraje como este:

Vista de la Gran Sabana y el macizo de las Guayanas en Venezuela. (Photo: Independent Picture Service via Universal Images Group via Getty)
Vista de la Gran Sabana y el macizo de las Guayanas en Venezuela. (Photo: Independent Picture Service via Universal Images Group via Getty)

El Burrito sabanero —que originalmente se llamaba El burrito de Belén— es un aguinaldo venezolano, género similar a los villancicos en España, compuesto por el músico venezolano Hugo Blanco Manzo en 1972. El primero en interpretarlo fue el folclorista Simón Díaz, aunque su máxima popularidad la alcanzó en 1975 con el conjunto infantil La Rondallita, cuyos integrantes pertenecían al Coro Infantil Venezuela.

A lo largo de los años se ha convertido en uno de los villancicos más populares en todo el mundo, versionado por artistas de la talla de Juanes o de Aloe Blacc. Actualmente, basta con echar un ojo a YouTube para ver remixes que van desde el reguetón al house. Y hasta la mismísima Rosalía ha perreado su son:

Tal ha sido su fama que se ha incluido este 2021 entre los 100 villancicos más populares según Billboard, ocupando el puesto 96. En la publicación la califican como “una canción popular venezolana simple pero rítmica que se ha convertido en un elemento básico atemporal en los países latinoamericanos e inyecta nostalgia en cada temporada navideña”.

Si después de leer esta noticia aún tienes ganas de escucharla, aquí puedes hacerlo:

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente