Vigo-Ourense en 25 minutos, argumento de la plataforma que opta por Mondariz

·3 min de lectura

Vigo, 3 jun (EFE).- Unir Vigo y Ourense en 25 minutos y Vigo y Madrid en 2 horas y 45 minutos aproximadamente “es factible” si la alta velocidad entre la ciudad de As Burgas y Vigo se traza por Mondariz, objetivo declarado, como anuncia su nombre, de la ‘Plataforma por la Defensa del Ferrocarril Vigo a Ourense por Mondariz’ que se ha presentado este jueves en la ciudad olívica.

Se trata de una plataforma nacida de la sociedad civil en la que se agrupan personalidades como Víctor Freixanes, Antón Pulido, Juan Manuel Vieites o Ledicia Costas, por citar a cuatro de la decena de vocales que componen la plataforma, decidida a convencer a empresarios, políticos y ciudadanos de que el trazado por Cerdedo es un proyecto definitivamente fracasado.

“¿Alguien con sentido común y un mapa iría de Oporto a Madrid pasando por Cerdedo?”, se ha preguntado en la presentación Xosé Carlos Fernández Díaz, vicepresidente de la plataforma, además de ingeniero de obras públicas y autor del libro ‘El ferrocarril en Galicia’.

En la presentación estuvieron también Bieito Ledo Cabido (presidente), Avelino Muleiro García (secretario) y Carlos Núñez Rodríguez (tesorero), pero fue Fernández Díaz el encargado de explicar que tras 17 años de estudios, retrasos, proyectos básicos, declaraciones de impacto ambiental, modificaciones de trazados y hasta un olvido de un estudio hidrogeológico queda claro que “en el Ministerio de Transportes se están riendo de la provincia de Pontevedra”.

Es obvio para los integrantes de esta plataforma que el tren “directo” entre Vigo y Ourense ni es directo ni va a existir jamás, entre otras cosas porque supone una inversión de 2.200 millones de euros para recortar 18 kilómetros la distancia entre ambas ciudades.

La solución propuesta por el Ministerio para conectar Vigo y Ourense a través de Santiago supone recorrer 174 kilómetros y sólo en alta velocidad los 72 que une Santiago y Ourense.

La alternativa “lógica” es una conexión directa, esta sí, entre Vigo y Ourense por Mondariz, lo que supone una distancia de 70 kilómetros, dos menos que la conexión Santiago-Ourense.

Costaría, según los cálculos de la plataforma, unos 1.900 millones de euros y requeriría entre 8 y 10 años para ser una realidad si se comenzase ahora: sobre año y medio de estudio informativo, dos años para la declaración de impacto ambiental, uno año para el proyecto constructivo y entre cuatro y cuatro años y medio para completar la ejecución de las obras.

“Si alguien estaba dispuesto a poner 2.200 millones para hacer una línea que nos supondría 50 minutos supongo que está dispuesto a pagar 1.900 millones por 25 minutos”, ha dicho Fernández Díaz, que ve el trazado por Mondariz como la única opción lógica.

“Que la gente se entere de que nos han estado engañado. Nos hablan de una línea directa que no lo es”, ha añadido antes de recordar que Vigo y Ourense llevan 15 años esperando avances que no se producen, por lo que es el momento de aunar las sensibilidades de ciudadanía, empresariado, administraciones y Puerto.

La solución que propone la plataforma, utilizando la futura Salida Sur de Vigo, además de permitir circular al doble de velocidad logra que Vigo sea el principal destino de los trenes, como parece lógico por la cantidad de clientes que genera, a los que se libraría de las molestias paradas intermedias.

Con todo este argumentario en la mano, la plataforma buscará reunirse de ahora en adelante con el Ministerio de Transportes, con Adif, con La Xunta de Galicia y con los ayuntamientos de Vigo y Ourense para tratar de conseguir aunar voluntades para hacer realidad un proyecto que, entienden, facilitaría enormemente el futuro del sur de Galicia.

(c) Agencia EFE