Vigilantes del Metro de Madrid organizan 'redadas' para agredir a grafiteros fuera de las instalaciones

·3 min de lectura

Integrantes de una empresa de seguridad privada que trabajan como vigilantes del Metro de Madrid organizan ‘redadas’ en las que se agrede a grafiteros, persona sin hogar, toxicómanos e inmigrantes fuera de las instalaciones, según ha publicado este miércoles la Cadena SER. Tal y como apunta el medio, estas ‘patrullas’ tienen como objetivo evitar que los grafiteros accedan al recinto de los depósitos de Metro para pintar los trenes.

El citado medio también señala que la Policía Nacional ha confirmado que estos presuntos abusos están siendo investigados. Agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura de Madrid han identificado al menos a cinco víctimas agredidas en los últimos años y les han tomado declaración durante las últimas semanas. La Policía cuenta además con denuncias de compañeros de estos integrantes de la empresa que alertan de las supuestas intimidaciones y agresiones. No obstante, la SER no ha logrado recabar la versión de la empresa de momento.

“Inspectores de servicio realizan actos que exceden de sus funciones, exigiendo documentación a las personas que retienen, fotografiando estos documentos personales interrogando a las personas antes de que llegue la dotación policial y agrediendo a los jóvenes a los que se les aborda fuera de las zonas del perímetro de los depósitos de Metro Madrid, zonas como parques o incluso personándose en los domicilios de los grafiteros, realizando rutas para localizarlos y todo fuera de su zona de actuación, han detallado fuentes policiales a la Cadena SER.

‘Actuación’ grabada en vídeo

En la información de la SER también se adjuntan varios vídeos en los que puede verse la presunta agresión. Las denuncias presentadas a comienzos del pasado mayo apuntan a dos inspectores del turno de noche. “La operativa del servicio se marca de forma diaria en base a los horarios de la empresa, se recoge en los escritos. Estas supuestas ‘actuaciones’ se graban con los teléfonos móviles corporativos que facilita la empresa de seguridad.

En las imágenes a las que ha tenido acceso la Cadena SER puede verse cómo uno de estos vigilantes golpea a una persona en un parque cercano al depósito de Fuencarral, mientras que en otro de los vídeos se ve cómo presuntamente retienen a dos jóvenes y le amenazan con propinarle una bofetada a uno de ellos.

Metro pide el cese y la empresa cumple

Tras conocer la noticia, Metro de Madrid ha pedido a la empresa de seguridad privada que aparte a los vigilantes investigados. Según han precisado fuentes del suburbano a Europa Press, se ha requerido que sean retirados hasta que concluyan los expedientes abiertos tanto por la empresa como por Policía. Además, han asegurado que colaborarán con todo lo que se les requiera.

“La compañía ferroviaria no tolerará ninguna conducta violenta de ningún trabajador de una empresa contratista, y exige depurar responsabilidades”, han insistido desde el suburbano madrileño.

Por su parte, la empresa de seguridad ya ha confirmado que ha relevado a un inspector tras la investigación abierta por la Policía Nacional a dos vigilantes.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente