Los videojuegos, en el punto de mira por la matanza de Connecticut

Tras la autocensura de Hollywood

LOS ANGELES, 20 (Reuters/Portaltic)

La potente industria de los videojuegos centra la polémica sobre la violencia en Estados Unidos, después de que la industria del cine y la televisión se haya autocensurado. Hollywood decidió cancelar, posponer o restar importancia mediática a películas y programas de televisión con contenidos sensibles, con motivo del tiroteo que asoló una escuela Connecticut la semana pasada. Parece que una vez más en Estados Unidos han decidido apuntar a unos contenidos que están calificados para mayores de 18 años antes que a su propio sistema educativo y a la facilidad de acceso a armas de fuego.

En Washington, el senador John Rockefeller pidió la realización de un estudio nacional acerca del impacto de los videojuegos violentos sobre los niños. También pidió la revisión del sistema de calificación.

Aunque los investigadores en Newtown, Connecticut, no han proporcionado aún ningún motivo para el tiroteo del viernes, algunos medios de comunicación estadounidenses han informado de que el atacante de 20 años de edad, jugaba al popular videojuego Call of Duty - en el que los jugadores realizan misiones simuladas de guerra - en el sótano de su casa.

El pistolero, Adam Lanza, se suicidó en la escena después de matar a tiros a 20 niños, seis empleados de la escuela y a su madre.

Rockefeller dijo que se ha preocupado durante mucho tiempo por el impacto que puedan tener los juegos violentos y videos en los niños.

"Las grandes corporaciones, incluyendo a la industria del videojuego, ganan miles de millones en la comercialización y venta de contenidos violentos a los niños", dijo Rockefeller en un comunicado. Ni corto ni perezoso, el senador ha dicho que las compañías de videojuegos tienen "la responsabilidad de proteger a nuestros niños".

La Entertainment Software Association, que representa a una industria de 78.000 millones dólares (58.859 millones de euros) en Estados Unidos, ofreció el miércoles sus "sentidas oraciones y condolencias" a las familias de Newtown.

Sin embargo, como es lógico la asociación añadió también en un comunicado que "la búsqueda de soluciones razonables debe tener en cuenta la amplia gama de factores reales que pueden haber contribuido a esta tragedia".

"Cualquier estudio de este tipo debe incluir los años de extensa investigación sobre el tema que no demostrado ninguna relación entre el entretenimiento y la violencia en la vida real", apuntó la asociación.

CALL OF DUTY y HALO

El último título de Activision Blizzard es su popular "Call of Duty" de la franquicia - "Call of Duty: Black Ops II" -. Este alcanzó los 1.000 millones de dólares (754,6 millones de euros) en ventas dos semanas después de su lanzamiento el mes pasado.

Otros videojuegos populares son Halo 4, de Microsoft, en el que los jugadores tienen que a los malvados alienígenas. El juego generó unos ingresos de 220 millones de dólares (166 millones de euros) en ventas globales en su día de lanzamiento en noviembre.

Por su parte, el analista de mercados nacionales de Capital Alliance, Mike Hickey, dijo que los golpes a la industria de los videojuegos no eran raros, pero no tenía conocimiento de una instancia de juegos anterior que obligó a retirar algunos títulos de las estanterías en el pasado.

Cuando el tiroteo en la escuela Columbine sucedió, en 1999, hubo una protesta similar porque los dos autores eran estudiantes y jugaban al videojuego de acción Doom, dijo Hickey Reuters.

Los ejecutivos de estudios cinematográficos de Hollywood y las cadenas de televisión en su mayoría se han mostrado bastante pasivas esta semana, mientras los estadounidenses buscan respuestas a la masacre de Newtown. También se ha discutido sobre cómo prevenir una violencia armada similar.

En este sentido, el contenido considerado como sensible ha sido sacado de las emisiones, incluyendo un episodio de la serie de televisión SyFy "Haven", que contiene escenas de violencia que suceden en una escuela secundaria. Lo mismo ha ocurrido con el estreno previsto para la semana próxima de un espectáculo llamado TLC "Best Funeral Ever".

Discovery Channel canceló la tercera temporada de la serie "American Gun", que trata sobre una familia de fabricantes de armas. Algunas estaciones de radio dejaron de tocar el nuevo éxito musical "Die Young" para evitar cualquier tipo de infracción.

Asimismo, las premieres de Glitzy, Jack Reacher, protagonizada por Tom Cruise, y Django Unchained, protagonizada por Jamie Foxx, fueron canceladas por respeto a las víctimas de Newtown. Sin embargo, ambas películas se estrenarán en los cines la próxima semana, tal y como estaba previsto.

MEDIDAS PERMANENTES

Los padres del Consejo de Televisión elogiaron la respuesta de la industria del entretenimiento de esta semana, pero dijeron que esto no debería limitarse al periodo inmediato de una tragedia.

"Si una cadena de televisión cambia su programación a causa de contenidos que puedan ser insensibles hoy, ¿por qué ese mismo contenido es apropiado en un momento posterior?", Dijo el presidente del consejo, Tim Winter, en un comunicado.

"Si los productores y artistas con razón se preguntan si su industria es cómplice de la creación de una cultura violenta que se alimenta de las tragedias de la vida real, ¿por qué se puede producir y distribuir más de lo mismo en un momento posterior?", Agregó Winter.

La mayoría de las estrellas de Hollywood han guardado silencio sobre la posible influencia de las películas violentas de EE.UU. en la sociedad. Sin embargo, "Django Unchained" fue citado diciendo que la industria del cine no debe eludir su responsabilidad.

"No podemos darle a esto la espalda y decir que la violencia en las películas o cualquier otra cosa no tienen ningún tipo de influencia", dijo Winter. Los miembros del consejo también citaton a Foxx por la promoción de la película en Nueva York.

Del mismo modo, el director Quentin Tarantino llamó a los tiroteos en Newtown "una tragedia horrible", pero en una entrevista con CNN el lunes se negó a vincular la violencia en la pantalla con los eventos de la vida real.

"Esto es retroceder a los días de Shakespeare... cuando hay violencia en la calle, el grito de la sociedad culpa a otros. Tealmente creo que este es un argumento muy fácil de precisar en una tragedia de la vida real", dijo Tarantino.

PUBLICIDAD