Un violinista asombra a todos los presentes interpretando a Vivaldi en un tren de cercanías de Barcelona

Con la boca abierta. Así ha dejado a los pasajeros de un tren de cercanías de Barcelona un músico callejero que ha interpretado el final del primer movimiento del concierto NO 4. “Invierno” de Vivaldi (Allegro non molto) acompañado de su violín. Una actuación a capella que ha despertado los aplausos espontáneos de la gente que estaba ensimismada en sus asuntos y que por un momento ha desconectado del mundo escuchando al artista. La situación se ha dado en el tren dirección Portbou, más concretamente en la estación de Montgat. Suerte que allí estaba una usuaria de Twitter, que ha compartido la interpretación perteneciente a la obra musical “Las Cuatro Estaciones” en su cuenta @gloriagasch.

Rápidamente multitud de personas se han hecho eco del talento que se esconde tras la actuación de esta persona anónima, que parece ganarse la vida gracias a los donativos que le otorgan personas generosas que aprecian la música. Al ver el vídeo se han desatado todo tipo de rumores. Una persona afirmaba haberle visto varias veces y creer que era músico y provenía de Rumanía, otra ha reconocido que lleva escuchándole durante años en el transporte público de la ciudad condal y que una vez le habían contado que era profesor de música. Otro usuario de la red social ha apuntado que normalmente le veía actuando junto a la catedral de la plaza de Sant Lu y que vende sus propios CDS para ganarse propinas extra.

El vídeo ha tenido tanto alcance que hasta @adriáortega, un periodista que trabaja como locutor en los 40 Principales de Barcelona, ha dejado en un comentario su mail personal en caso de que el músico lo viera por casualidad y quisiera contactar con él.

Pero no ha sido el único que ha reconocido el gran talento que tiene esta persona. Multitud de usuarios han pedido verle tocar en el Palau como músico profesional y no en el transporte público viviendo de las limosnas que otros le dan. Personas que se han mostrado indignadas por las injusticias que muchas veces se viven en el mundo de la música, con artistas ganando ingentes cantidades de dinero y utilizando el autotune en sus canciones, mientras que el verdadero talento de personas así apenas da para recaudar suficiente dinero y vivir a diario.

Otros que conocen ese mundo de cerca han aprovechado para hacer una crítica abierta sobre la mala situación que se vive en el sector musical, donde es prácticamente imposible vivir solo de tocar en una orquesta. Por este motivo, afirman que la mayoría de músicos compaginan este empleo con el de maestro en colegios o conservatorios.

Una oportunidad de recordar a otros artistas similares que no han tenido la suerte de ser vistos en redes sociales, como un violinista que hace años tocaba las Suites de Bach cerca de la Iglesia del Pi, tal y como ha reconocido una persona en su reacción a este vídeo. Además, contaba que en su día le felicitó por su talento y que él le relató que venía de los Países Bajos y que tocaba en la calle para ganarse la vida ante la falta de oportunidades.

Sea como fuere, esta persona anónima de la que nadie conoce ni su nombre ni su historia, ha dejado tanta huella en los viajeros que le escucharon tocar que ahora todos desean cambiar su vida a mejor. El destino será el encargado de escribir el resto de la historia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente