El vídeo de los niños con banderas españolas que ha sacudido las redes no corresponde a un colegio público de Rota

Las redes sociales se hacían eco ayer de un vídeo en el que aparecían varios escolares ondeando banderas españolas en el interior del pabellón de una escuela mientras sonaba el himno. Según la usuaria que compartió las imágenes, una profesora titular de la Universidad de Cádiz, el acto se había llevado a cabo en el Colegio Público Marqués de Santa Cruz de Rota, en Cádiz, pero no es así. Ha sido el propio director de este centro escolar, José Atienza Marmolejo, el que ha desmentido esta información. Lo ha hecho en declaraciones a informativos Telecinco donde ha expresado su indignación porque “en ningún momento se ha celebrado nada de este tipo”. “Ni esos niños están en este colegio ni las instalaciones corresponden a nuestro colegio. Ojalá, porque las nuestras no son tan buenas como las que aparecen”, ha añadido Atienza Marmolejo a la cadena. Precisamente, el hecho de que se dijera que se trataba de una escuela pública encendió el debate en las redes sociales sobre la idoneidad de hacer este tipo de actos en centros de titularidad pública. Las imágenes mostraban a decenas de alumnos de infantil y primaria en un pabellón escolar formando filas y agitando la rojigualda de lado a lado mientras sonaba el himno español a todo volumen. Esto desató todo tipo de comentarios. Algunos usuarios como @KoooLoop se mostraban partidarios de actividades como esta asegurando que “enseñar la historia de España, la bandera y los símbolos constitucionales no es adoctrinamiento” y que suelen ser habituales en otros países. Otros criticaban que se destinasen recursos públicos a una cuestión que consideraban que estaba fuera del ámbito educativo. “Sois fascistas hasta la médula. Adoctrinamiento como en sus tiempos añorados del dictador”, escribía @amunper29. Así mismo, sostenían que los niños deberían quedar al margen de este tipo de iniciativas y debates. Según parece, la usuaria que publicó inicialmente el vídeo de los escolares pidió disculpas y rectificó a través de Twitter asegurando que se trataba de unas imágenes grabadas en una escuela privada de la localidad de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, pero ha borrado el tuit de su perfil así como el vídeo.