VÍDEO | Un niño de 12 años reacciona con una serenidad sorprendente ante la presencia de un oso y evita una tragedia

La imagen de un niño de 12 años perseguido por un oso en el Tirol italiano está dando la vuelta al mundo por la sorprendente serenidad con la que reacciona el chaval al encontrarse fortuitamente con el animal.

El menor se llama Alessandro Calliari y se encontraba de excursión junto a su familia por los bosques de Malga Nuoa, en la región italiana de Trentino, cuando un oso pardo se cruzó en su camino.

En un vídeo grabado y compartido en las redes sociales por el padre, Loris, se puede apreciar a Alessandro descendiendo lentamente por una colina con el plantígrado a su espalda.

El pequeño, aparentemente asustado, no pierde los nervios en ningún momento a pesar de la dramática situación y sigue las instrucciones de su progenitor al pie de la letra. El hombre le indica que no realice movimientos bruscos mientras graba la escena con su teléfono móvil.

En un momento dado, el oso se pone de pie sobre sus dos patas traseras pero Alessandro no se pone nervioso y sigue avanzando lentamente. Finalmente, el animal pierde el interés por él y acabe marchándose.

El momento más peligroso es cuando la madre se da cuenta de la situación y empieza a gritar, pero es el propio chaval el que trata de tranquilizarla llevándose el dedo índice a los labios en señal de silencio.

La reacción del pequeño evitó que el oso se asustara y reaccionara de manera violenta.

Aunque sea difícil, es imprescindible mantener la calma en este tipo de situaciones para evitar que el animal se pueda sentir amenazado y responda con un ataque.