Unos aldeanos indonesios matan y se comen una pitón gigante de ocho metros

Robert Nabadan de 37 años se encontraba patrullando una plantación de aceite de palma de la Isla de Sumatra, en Indonesia, cuando se cruzó en su camino una pitón gigante. “Contaba con 7,8 metros de longitud, era enorme”, dijo a AFP el jefe de la policía local. Uno de los platos favoritos de Nabadan parece ser la serpiente frita, por lo que, al verla, pensó en cazarla y echarla a la sartén. Intento meterla en una bolsa hecha de yute, pero el animal consiguió salir y le atacó. al vigilante y casi le corta el brazo. Le mordió el brazo izquierdo y casi se lo secciona.

El vigilante consiguió zafarse gracias a que algunos aldeanos se encontraban cerca y acudieron en su ayuda al escuchar sus gritos. Uno de ellos golpeó a la serpiente en la cabeza con un trozo de madera y la mató. Entre los vecinos de la aldea trocearon al animal, la cocinaron y se la comieron.

La pitón gigante es una especie que se puede encontrar en los bosques tropicales. En Indonesia es habitual que se registren incidentes de esta clase. En marzo de 2017 un hombre que se había dado por desaparecido fue más tarde encontrado dentro del vientre de una de estas serpientes de siete metros de largo. Y en 2013 un guardia de seguridad de un hotel de Bali murió por el ataque de uno de estos animales.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines