Una mujer es secuestrada y torturada por su expareja durante cinco horas

Coonic

Vanesa recuerda las peores cinco horas de su vida. La encontraron a las cuatro de la mañana desnuda, herida y en shock. Su expareja la había torturado. La raptaron en la misma puerta de su casa, no se sabe si su expareja o algún cómplice. El agresor lleva una pulsera telemática que emite una alerta cada vez que él quebranta la orden de alejamiento, pero el lunes no funcionó. Según el juzgado, porque ella se había dejado en casa, cargando, el receptor de la pulsera. Pero su abogada defiende que a 200 metros el dispositivo tendría que haber sonado, ya que ella estaba en su casa y el agresor en la puerta. Se quejan de que el juez había dejado en libertad a Iván esa misma mañana. Porque él ingresa en prisión preventiva cada vez que ella le denuncia, pero en cuanto sale se salta la orden de alejamiento; lo ha hecho hasta en siete ocasiones. Vanesa está aterrorizada y pide que la protejan. Está convencida de que ella puede ser la víctima número 35 de la violencia de género este año.

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines