Una joven deja su trabajo como administrativa para dedicarse a ingerir miles de calorías en Youtube

Charna Rowley es una chica de 22 años que ha decidido dar un vuelco a su vida. La joven se ha armado de valor para dejar su trabajo como administrativa y convertirse en youtuber.

Lo curioso del caso es la temática con la Rowley ha decido dar el salto a las redes, comer compulsivamente frente a la cámara. La chica quiere convertirse en la primera estrella del ‘mok-bang’, la cena en vivo.

La nueva influencer, que ya cuenta con miles de seguidores, se graba a sí misma ingiriendo hasta 5.500 calorías de una sola vez para publicar, posteriormente, la grabación en Youtube. Su objetivo es llegar a consumir 10.000 calorías en una sola cena.

Mucha gente que ha visto los vídeos de esta moda ha puesto en entredicho la conveniencia de estas ingestas para la salud. Charna Rowley padece sobrepeso pero, aún así, dice que su estado físico es saludable gracias a las cuatro sesiones de gimnasia que realiza semanalmente.

En algunos vídeos aparece con su novia comiendo alimentos muy calóricos y cuenta que acepta sugerencias de menú de las personas que ven sus espectaculares cenas. Como pueden imaginar, las comidas propuestas no son precisamente ligeras.