Un soldado crea el pánico en Richmon a bordo de un blindado del ejército

Un soldado de los Estados Unidos ha creado el pánico esta semana en la ciudad norteamericana de Richmon, capital del estado de Virginia, a bordo de un vehículo blindado del ejército. El hombre robó el furgón el martes pasado de la base de la Guardia Nacional de Blakstone y circuló sin control durante dos horas por el centro de la ciudad hasta que la policía estatal consiguió detenerlo.

El hombre, del cual todavía no ha trascendido su identidad, condujo el vehículo a unos 65 quilómetros por hora durante todo el trayecto y recorrió algunas de las principales calles de Richmon como el Boulevard, Broad Street para después dirigirse al edificio del Capitolio. Antes de llegar, detuvo el vehículo en una mediana, salió del mismo y, sorprendentemente, comenzó a andar. Los agentes del las fuerzas de seguridad estatales reaccionaron enviándole un perro y disparándole con un arma de descarga Taser.

La policía trata de esclarecer los motivos por los cuales el soldado norteamericano decidió emprender esta acción. Una persecución que, pese a las espectacularidad de las imágenes, no provocó ni accidentes ni tampoco lesiones a ninguno de los ciudadanos que observaban atónitos el peligroso espectáculo. El conductor está actualmente detenido a la espera que las autoridades judiciales determinen los cargos que se le imputan.