Una tecnóloga enseña desde el laboratorio lo que ocurre cuando usas la misma mascarilla desechable más de dos días seguidos

¿Sabías que llevar una mascarilla desechable durante más de dos días seguidos puede ser peligroso para tu salud? Así lo demuestra en su cuenta de TikTok Alba Ramírez, una tecnóloga y técnica de nutrición humana que ha enseñado de forma gráfica la “vida interior” que va adquiriendo una mascarilla tras el paso de las horas.

El vídeo comienza mostrando una mascarilla usada aunque aparentemente normal, sin demasiadas manchas de maquillaje. Sin embargo, después de pasar un día entero incubando a 37 grados, el resultado resulta increíble. Toda la superficie se inunda de bacterias y microbios, algunos más pequeños y otros de gran tamaño bajo el microscopio. Partículas de color blanco, más conocidas como estafilococos o estreptococos, que resultaron visibles al finalizar este experimento en el que también se analizó una mascarilla de control utilizada durante menos de tres horas y en la que aparecieron, en comparación, muy pocos microbios.

La propia Alba apuntó como conclusión la importancia de cambiarse la mascarilla a diario, ya no solo para no contagiarnos o contagiar a los demás, sino para evitar respirar sobre un ambiente con carga microbiana. El aliento que humedece el ambiente, y en este caso el interior de las mascarillas, permite la supervivencia en el medio de este tipo de bacterias. Por ello, es fundamental lavar las mascarillas reusables siempre que se acabe la jornada o transcurridas las horas reglamentarias. Una vez secas y limpias, se deben guardar de nuevo en un ambiente higiénico. En el caso de las desechables, se vuelve imperativo deshacernos de ellas al final del día. Éstas no se pueden lavar ya que pierden toda su eficacia.

La joven no ha sido la única persona que se ha molestado en comprobar qué sucede con las mascarillas que usamos más tiempo del recomendado. Otra usuaria de la red social china @healthfulplus, ha realizado las mismas pruebas con una mascarilla ajena. Bajo el título: ¿Cómo de sucia está tu mascarilla? la joven analizó con su microscopio el aspecto de su tela interior durante diez días, en los que no se podía lavar el material para comprobar si el experimento daba resultado. Durante los primeros días, las manchas eran apenas indetectables. En cambio, a partir del octavo día las bacterias adquirieron un tamaño más grande, bastante apreciable con el telescopio, así como un color menos blanquecino y más tirando hacia el marrón oscuro. Sin duda, un par de pruebas que demuestran que el mejor remedio para mantener joven y sano nuestro rostro y a la vez gozar de buena salud es cambiar de mascarilla día tras día o lavarla a diario en caso de optar por las no desechables.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente