La técnica sorprendente de un bebé que trata de mantenerse a flote en una piscina bajo la atenta mirada de su instructora de natación

El vídeo de un bebé tratando de mantenerse a flote en una piscina frente a la atenta mirada de una instructora de natación ha provocado un fuerte impacto en las redes sociales. Se trata de una sesión de natación de supervivencia para los más pequeños en caso de accidente. En las imágenes se puede apreciar a la niña en el borde de la pileta precipitándose al agua boca abajo tras recibir un ligero empujón por parte de la profesora. El objetivo no es otro que conseguir que la menor mantenga la boca y la nariz fuera para que pueda respirar por sus propios medios. La niña, de un año aproximadamente, consigue girar la cabeza y gritar y, poco después, se da la vuelta sobre si misma y empieza a flotar sobre su espalda. Todo ello bajo la atenta mirada de la instructora, Shannon, que la agarra en cuanto ha logrado su objetivo. La acción no dura más de 40 segundos y recrea un escenario muy real, ya que se produce en un domicilio particular y la niña va vestida con un abrigo, un pantalón, un pañal y unas botas. Del vídeo se desprende que esta no es la primera vez que la monitora lanza al bebé a la piscina y se nota que este ha recibido un entrenamiento previo antes de someterse a una situación tan extrema. Por este motivo, nunca se deben probar este tipo de técnicas sin la presencia de alguien debidamente preparado, ya que comportan muchos riesgos. “Llorar = respirar. Queremos encontrar a nuestros hijos boca arriba en el agua”, escribe Shannon en el texto que acompaña al vídeo y que ha superado los 11 millones de reproducciones en Tik Tok.