¿Sabías que las infecciones hospitalarias causan más muertes que los accidentes de tráfico?

La muerte de dos bebés prematuros a consecuencia de una infección hospitalaria hacía saltar todas las alarmas en el sistema sanitario español. El origen de esta trágica noticia es la Klebsiella, una bacteria más frecuente de lo que nos pensamos en los hospitales y que incluso puede estar presente en el intestino de personas sanas.

La Klebsiella puede llegar a ser extremadamente agresiva y provocar infecciones graves en personas mayores, personas con enfermedades crónicas o con sistemas inmunitarios debilitados.

A pesar de que las infecciones hospitalarias están vigiladas y controladas, estas forman parte del día a día de los centros. Así lo demuestra un estudio reciente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) que asegura que “llegan a causar más muertes al año que los accidentes de tráfico”.

Precisamente, el presidente de esta sociedad, José Miguel Cisneros, explica que el estudio se ha elaborado a partir del análisis de las infecciones hospitalarias en 82 centros españoles. “Detectamos más de 900 casos y 177 muertes”, remarca Cisneros.

La fragilidad de algunos pacientes y la resistencia bacteriana a los fármacos son algunos de los problemas son los algunos de los principales problemas con los que se encuentran los facultativos a la hora de hacer frente a las infecciones hospitalarias.

En el caso de los bebés prematuros, hay que añadir un organismo inmaduro, el poco peso que tenían y una bacteria inoportuno a los factores que desencadenaron su muerte.