Así es Rolf Buchholz, el hombre con cuernos y 500 piercings que ha ganado el Guinness por su aspecto

Rolf Buchholz es un ciudadano alemán de 61 años que acaba de entrar en el libro Guinness de los récords gracias a las 516 modificaciones corporales a las que se ha sometido a lo largo de su vida.

Buchholz recibe el sobrenombre de ‘el diablo’ por las dos protuberancias subdérmicas que se ha implantado en la frente. Además, tiene hasta 514 transformaciones más, la mayoría piercings y tatuajes.

Este alemán de 61 años se hizo su primer grabado corporal en 1999 y desde entonces no ha parado. A día de hoy tiene el 90% por ciento del cuerpo perforado, pintado o con implantes.

Pero la de este año no es la primera vez que ‘el diablo’ consigue hacerse un hueco en el libro Guinness de los récords. Ya apareció en 2010 cuando llegó a los 450 piercings en su piel.

Además de todas estas modificaciones, otras extravagancias decoran la figura de este hombre como la lengua bífida que esconde dentro de la boca. También se ha tatuado el blanco de los ojos, lo que le da un aspecto todavía más siniestro.

Rolf Buchholz asegura que todas estas modificaciones corporales no le han cambiado en absoluto y sostiene que sigue siendo la misma persona que era hace 20 años. De hecho, no le han impedido trabajar en una empresa de telecomunicaciones.

“No me han cambiado a mí, solo a mi aspecto exterior. Soy la misma persona”, asegura. Además, ofrece espectáculos en los que se le puede ver suspendido de cables con ganchos que le atraviesan la piel, como se puede ver en su cuenta de Instagram.