Raya un Tesla, la cámara del vehículo lo graba y se entrega tras viralizarse el vídeo

La tecnología evoluciona a pasos agigantados. Estos avances son especialmente notables en el sector del automóvil hasta el punto de haber convertido los vehículos, en muchos casos, en máquinas inteligentes.

Pues bien, un ejemplo de tecnología al servicio de la industria de la automoción es el de Tesla, una compañía que fabrica auténticos ordenadores móviles con accesorios de todo tipo.

Y precisamente uno de estos accesorios es el que delató a una mujer que rayó un Tesla Model 3 en el estacionamiento de una escuela de Colorado, en los Estados Unidos, mientras el dueño asistía a un partido de su hijo.

Cuando regresó a su coche, Alan Tweedie encontró un larga marca de color blanco en el lado del conductor que iba desde la parte delantera hasta el maletero. Además, también había varios rasguños en la parte posterior.

Pero lo que no sabía la autora de este lamentable suceso, María Elena Gimeno, es que el vehículo cuenta con un sistema de nueve cámaras externas con sensor de movimiento que se activa cuando detecta cualquier amenaza de robo. Se trata de un mecanismo que se llama Modo Centinela.

La víctima compartió rápidamente el vídeo a través de las redes sociales pidiendo ayuda para identificar a la mujer. Las imágenes superaron las 188.000 visualizaciones en tan solo cinco días y la responsable se acabó entregando a las autoridades de Broomfield y confesando los hechos.

Ahora, la mujer ha sido acusada de un delito de vandalismo grave y se enfrenta a 18 meses de prisión y a una multa de 5.000 euros.