Se queda impasible después de que su perro atacara a un niño en un ascensor a pesar de ver al pequeño retorciéndose de dolor

Las cámaras de seguridad de un ascensor de un bloque de viviendas de la ciudad india de Ghaziabad registran un hecho sorprendente. En él van montados una vecina con su perro y un niño pequeño, que se prepara para bajarse en su planta. Sin embargo, nadie imagina lo que estaba a punto de suceder a continuación. A pesar de ir atado con una correa, el perro se acerca y le muerde en la pierna, a lo que el niño reacciona alejándose de él y arrimándose a las puertas del elevador, mientras se sujeta la zona herida y se queja, retorciéndose de dolor.

Lo más bizarro es que, mientras el niño muestra signos de dolor e incluso comienza a saltar sobre un pie, la dueña del perro se mantiene impertérrita, ni siquiera se acerca para consolar al pequeño o tranquilizarle, sino que se queda parada de pie mirándole en el otro extremo del ascensor. No contenta con eso, vuelve a pasar por donde se encuentra el pequeño para salir del cubículo y su perro vuelve a realizar la intentona de morderle, por lo que el niño pega un respingo y se aleja de ambos al temer que se vuelva a repetir la misma situación.

El pequeño se queda durante unos segundos solo en el ascensor y cuando se monta un nuevo vecino, aprovecha para contarle lo sucedido. Los padres han denunciado lo acontecido y la policía local está investigando la grabación. El vídeo se ha viralizado en redes sociales, superando las 18.000 visitas. Los internautas desaprueban el comportamiento de la mujer, llegando incluso a afirmar que ésta debería ser multada y denunciada. “Me da vergüenza que día a día la gente esté perdiendo la sensibilidad y la amabilidad”, agregó otro.