Piden a un artista que ponga tanga o slip a sus esculturas para no herir la sensibilidad del público

El artista plástico francés, Stéphane Simon, se ha visto obligado a cubrir el desnudo integral de algunas de las esculturas de su instalación ‘Memory of Me’ expuesta en los pasillos de la sede de la Unesco en París con motivo del Día del Patrimonio Nacional.

Este organismo internacional pidió al artista que tapase las partes íntimas de sus obras con braguitas, slips o tangas para no herir la sensibilidad del gran público. Así se lo trasladó un funcionario de la Unesco al propio Simon.

‘Memory of Me’ es una instalación en la que el creador propone al espectador una reflexión sobre los ‘selfies’ y está formada por varias estatuas desnudas que adoptan la posición del autorretrato.

Ante la sorpresa del propio creador, éste propuso estar presente durante el tiempo que durase la exposición para cubrir él personalmente las estatuas que los visitantes considerasen ofensivas, pero la Unesco lo rechazó.

De manera que el artista tuvo que acceder a esta petición y decidió cubrir las estatuas con unos atuendos minúsculos que, incluso, hay quien considera que provocan el efecto contrario y que rozan lo obsceno.

Ante el revuelo generado, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ha tenido que acabar reconociendo que se trata de un error lamentable.