Un pez capturado en Tenerife con el estómago repleto de plástico demuestra que el problema ya está aquí

El plástico es una de las principales amenazas para nuestros mares y océanos. Así lo demuestran los últimos datos proporcionados por la revista Science que revelan que el año pasado se vertieron 8 millones de toneladas de residuos plásticos al mar desde 192 países con costa.

Estos números hacen presagiar que la contaminación marina puede ser muchísimo peor de lo que podemos apreciar desde la superficie. De continuar con esta tendencia de vertidos, la fauna marina podría verse aún más afectada de lo que se encuentra actualmente y algunas de sus especies estarían en grave peligro de extinción.

Pues bien, la última muestra de los efectos del plástico sobre el ecosistema marino nos llega desde la Costa de Adeje, en Tenerife. Allí, un grupo de jóvenes que practicaba surf se llevó una alarmante sorpresa el pasado domingo al capturar una lubina.

Los chicos extrajeron el estómago del pez con el objetivo de mostrar lo que había en su interior. Al abrirlo, extrajeron numerosos restos de plástico de productos distintos, incluido el envoltorio de una cajetilla de tabaco o un hilo de nylon.

“¿En serio?”, exclama uno de ellos al observar todo lo que salía del interior del animal. “No me puedo creer lo que estoy viendo”, añade. “Es increíble, nos vamos a quedar sin pescado”, dice otra de las integrantes del grupo.

Estas impactantes imágenes están empezando a circular por las redes sociales y ya están generando la reacción de los usuarios sobre la necesidad de frenar la ingente cantidad de vertidos de residuos plásticos al mar.