Ositos de peluche, la idea de una niña para cubrir el material médico en los hospitales infantiles

Tubos, cables, sueros y todo tipo de material médico están a la vista de los enfermos en los hospitales. Son artilugios y herramientas muy comunes para los profesionales médicos pero que suelen impresionar a los pacientes y más si estos son niños.

Pues bien, esto es lo que le pasó a Ella Casano, una niña de 12 años de edad diagnosticada de una extraña enfermedad autoinmune llamada púrpura trombocitopénica idiopática, una patología que produce un exceso de hematomas y de sangrado.

A consecuencia de este trastorno, la menor acudía habitualmente a un hospital infantil para recibir tratamiento, que consistía básicamente en transfusiones.

El mecanismo sorprendió mucho a Ella e, incluso, llegó a sentirse intimidada por la cantidad de tubos y vías que colgaban del poste que sostenía la medicación intravenosa que le administraban.

Para evitar esa imagen y el estrés que le producía observar todos los cables a los que se conectaba a diario, la menor cogió uno de sus peluches, lo recortó y lo colgó de su gotero para tapar todo el material médico. Una idea que aplaudieron la enfermeras de la clínica y que utilizaron con el resto de menores ingresados.

Así nació ‘Medi Teddy’, el esperanzador proyecto de esta niña de 12 años para ayudar a los más pequeños a sentirse mejor cuando se encuentran ingresados en los hospitales.

Para hacer realidad esta iniciativa, Ella Casano ha lanzado una campaña en Go Fund Me con el objetivo de recaudar fondos suficientes para la producción de los primeros peluches.