Tres ocupas se encaraman al tejado de un edificio y lanzan tejas a los transeúntes en Zaragoza

El barrio del Gancho de Zaragoza se ha convertido este fin de semana en el escenario de un nuevo altercado que ha provocado el malestar de los vecinos y la posterior intervención policial. Esta vez han sido tres jóvenes los que se han encaramado al tejado de un edificio de cinco plantas y han lanzado tejas a la vía pública poniendo en riesgo a los transeúntes y a los agentes que acudieron al lugar.

Los autores de este suceso ocuparon hace un mes una vivienda de la finca, ubicada en la calle Pignatelli, y habían provocado numerosos altercados durante este periodo. Hasta ahora, únicamente se había tratado de problemas de convivencia con el resto de inquilinos a cuenta del ruido y del volumen de la música pero este fin de semana han ido un paso más allá.

La fiesta que montaron los jóvenes la noche del sábado provocó que los vecinos llamaran a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para que intervinieran y pusieran orden. Pero cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, se los encontraron en el tejado de la vivienda lanzando tejas a la calle, por lo que tuvieron que acordonar la zona para evitar daños.

Según algunos vecinos, los protagonistas iban bebidos y drogados y se pusieron a bailar sobre la azotea e, incluso, uno de ellos se desnudó íntegramente y se dirigió a ellos con actitud desafiante. “Hasta un gato hidráulico nos han arrojado al llegar”, comentaba uno de ellos en declaraciones al Heraldo.

Como los ocupas no deponían su actitud, el Grupo de Operaciones Especiales tuvo que acceder al edificio sobre las 9 de la mañana para reducirlos y detenerlos. Inicialmente, los trasladaron al Hospital Provincial donde fueron sometidos a un reconocimiento antes de acabar en el calabozo de la comisaría del Actur.

Tras la actuación policial y la tensión vivida durante toda la noche, los vecinos de la zona ovacionaron a los agentes desde los balcones de sus casas y celebraron que podían descansar en paz. El edificio sufrió daños importantes y el servicio de Limpieza Urgente se afanó a limpiar la zona con celeridad.

Lamentablemente, este no ha sido el único incidente que se ha producido en la zona en los últimos días. El fin de semana pasado la policía tuvo que reducir a un hombre armado en plena calle tras encañonar a varios transeúntes. Por este motivo, el Ayuntamiento de la ciudad presentará esta semana un plan especial de intervención para reducir la conflictividad.