Nueve objetos que no sabías que fueron inventados por mujeres

Muchos artículos que están presentes en nuestra vida cotidiana o que han supuesto un gran avance en nuestra calidad de vida fueron creados por mujeres, pero sus nombres han caído en el olvido. Son muchas las historias de mujeres que se están recuperando y algunas de ellas son las de inventoras de épocas pasadas que no tuvieron el reconocimiento que merecían. Desde las galletitas con pepitas de chocolate al material a prueba de balas. En muchos lugares del mundo las mujeres no tuvieron derecho a la propiedad intelectual hasta el siglo XX. Estas son algunas de las aportaciones a la vida moderna hechas por mujeres:

El identificador de llamadas y la llamada en espera de Shirley Ann Jackson

Shirley Ann fue la primera mujer afroamericana en obtener su doctorado en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Se especializó en teoría sobre partículas elementales y consiguió grandes avances en el área de las telecomunicaciones. Entre 1976 y 1991, dirigía el laboratorio de AT&T Bell, cuando se desarrollaron la identificación de llamadas y la llamada en espera. También se le deben la marcación por tonos y el fax portátil.

La máquina de hacer helado de Nancy Johnson

Ella lo llamó congelador artificial cuando lo patentó el 9 de septiembre de 1843. Se trataba de una cubeta circular de madera, un cilindro interior de hojalata y una paleta que iba en su interior, conectada a una manivela. La cubeta exterior se llenaba de hielo y en el cilindro interior, se colocaba la mezcla que se iba a congelar. Haciendo girar la manivela el producto del interior se iba congelando.

La azatioprina, la droga que hace posibles los transplantes de Gertrude Elion

Gertrude vio morir de cáncer a su abuelo y se prometió que estudiaría para combatir la enfermedad. Pero aunque estaba graduada por la Universidad de Nueva York no conseguía trabajo como investigadora. La Segunda Guerra Mundial, momento en el que muchos científicos fueron al frente, hizo que tuviera su oportunidad.

Ella sintetizó por primera vez las purinas, una clase de droga que hizo posible el tratamiento de la leucemia. Más tarde conseguiría el Nobel con Georges Hitchings y James Black, en 1988 por sus tratamientos contra la malaria, el herpes y el HIV. Además descubrió la azatioprina, un inmunosupresor que permite la realización de trasplantes porque controla el rechazo.

La fibra a prueba de balas de Stephanie Kwolek

Descubrió la fibra resistente a las balas cuando, en 1964, ante la perspectiva de una escasez de gasolina, buscaba un nuevo material para hacer neumáticos. Su descubrimiento resultó cinco veces más resistente que el acero y ahora se utiliza para realizar chalecos, cascos y ropa antibalas.

El Monopoly de Elizabeth Magie

En 1904 Elizabeth creaba The Landlord's Game (El juego del propietario). Era un juego de mesa destinado a explicar de manera lúdica el peligro de los monopolios. Patentó su juego, que se popularizó entre los progresistas del noreste de los Estados Unidos. Treinta años más tarde, un vendedor desempleado, Charles Darrow, copió su juego, lo vendió a la empresa Parker Brothers, y se hizo millonario. El comentario resignado de Elizabeth fue: “nada nuevo bajo el sol”.

El limpiaparabrisas de Mary Anderson

La idea se le ocurrió a Mary cuando visitaba Nueva York un día frío de 1902. Iba en un tranvía y el conductor tenía que mantener las puertas abiertas para ver por donde iba, las ventanas las tenía cubiertas de nieve. Cuando regresó a Alabama comenzó a diseñar un dispositivo para solucionar este problema. Su prototipo funcionaba manualmente desde dentro del vehículo. Lo patentó en 1903 por 17 años. Cuando este tiempo pasó la fabricación de automóviles vivió su lanzamientos y el limpiaparabrisas se incluyó de serie.

El lavavajillas de Josephine Cochrane

A Josephine le encantaba organizar fiestas en las que usaba la porcelana de la familia. Siempre que el personal de la casa la lavaba se rompía alguna pieza, por lo que decidió diseñar un artilugio que lavara los platos. 1880 diseñó su primer modelo. Tras la muerte de su esposo desarrolló su máquina y la vendió a restaurantes y hoteles. Mas tarde fundaría una empresa que ahora se conoce como KitchenAid.

Los pañales descartables de Marion Donovan

Al nacer su segundo hijo se desesperaba cambiando pañales y comenzó a diseñar un pañal impermeable, usando cortinas de baño e incluso paracaídas. Su diseño fue un éxito instantáneo en 1949. Un año después presentó el pañal desechable. Se burlaron de ella por considerar que era un objeto poco práctico. Una década después Victor Mills, creó Pampers, y se hizo millonario.

Las galletitas con pepitas de chocolate de Ruth Wakefield

Esta receta surgió en 1930 por accidente. El matrimonio Wakefield tenía una taberna en Massachusetts. Un día preparaba galletitas cuando se dio cuenta de que no tenía cacao. Decidió picar una tableta de chocolate y lo integró a la masa. Pensaba que las pepitas se iban a derretir pero no fue sí. Si gran invento fue comprado más tarde por la firma Nestlé.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines