El médico alucina con el tamaño de la astilla que le brota del pie

Una astilla clavada en el pie puede llegar a ser muy dolorosa, y retirarla un verdadero quebradero de cabeza cuando, como sucede en algunos casos, su tamaño es tan reducido que apenas se puede ver. Pero este caso que ha salido a la luz gracias a que quedó grabado es impresionante: un joven acudió al médico porque seguía sintiendo molestias en la planta del pie, y cuando el doctor se aplicó para sacar el pedazo de madera, se quedó alucinado con sus proporciones.

En las imágenes se ve a un hombre tumbado en una camilla, con el doctor examinando la zona de la planta en la que hay una visible herida. El propio doctor está explicando que el joven, llamado Jake, ya acudió a él hace dos semanas quejándose una astilla clavada. El médico asegura que hizo un “verdadero intento” por sacarla, pero sin éxito.

Jake ha vuelto a la consulta porque sigue teniendo molestias, como es más que comprensible por lo que se terminará viendo. Con un bisturí con la punta en forma de anillo, el doctor está apartando los bordes de la herida. Al despejarla, ya asoma por primera vez lo que claramente es un trozo de madera, de un diámetro importante, lo que hace exclamar al sanitario: “¡Oh Dios mío!”, y después añade: “Supongo que la radiografía no iba en broma”.

Pero eso no es nada en comparación con lo que está por venir. Como ya hay parte de la astilla a la vista, y el médico empieza a apretar a sus lados para hacerla salir, en un principio sin resultado. Pero cuando presiona en un punto de la planta, el trozo de madera sale como un resorte, quedando aún clavado pero con varios centímetros fuera.

“¡Dios mío!”, vuelve a gritar el doctor, y añade: “Esto es es un gran vídeo, lo tenemos en vídeo”, mientras se oye también a las otras personas en la sala, muy sorprendidas. A continuación procede a retirar del todo la astilla con unas pinzas y, enseñándola a cámara, dice aún asombrado: “!Este monstruo estaba en el pie de Jake!”