Los gatos enanos se ponen de moda a pesar de estar enfermos

El furor que causan algunas mascotas en las redes sociales en innegable. Son muy numerosas las cuentas dedicadas a animales domésticos que acumulan miles de ‘likes’, especialmente si son cachorros. Pero esta tendencia se ha convertido en peligrosa para los propios animales.

Las mascotas ‘estrella’ suelen ser pequeños gatos que resultan muy tiernos por su frágil aspecto. Sin embargo, no siempre es así. Es el caso, entre otros muchos, del conocido como Grumpy Cat (gato gruñón en castellano) que cuenta con más de 2,7 millones de seguidores en Instagram.

Este peculiar gato, fallecido recientemente, era adulto y sufría una enfermedad llamada acondroplasia, una alteración del ADN que dificulta el crecimiento de los huesos e impide el normal desarrollo del animal. Pero esta tendencia ha hecho que intenten criar nuevos animales de pequeño tamaño, siendo alguno de ellos así por enfermedad.

Todo ello ha llevado prácticamente a la creación de una nueva raza de gatos muy pequeños que son objeto de debate dentro del ámbito veterinario puesto que su problemática respecto al crecimiento les puede causar problemas óseos y limitar su movilidad, limitando notablemente su calidad de vida.