Los efectos de la gota fría en Arganda del Rey: una riada arrastra una unidad médica

Tres semanas después de que los vecinos de Arganda del Rey, en Madrid, se viesen sorprendidos por un fuerte aguacero que convirtió sus calles en auténticas riadas, este domingo una nueva gota fría ha vuelto a azotar el municipio.

El destrozo ha sido de tal magnitud que hasta el alcalde, Guillermo Hita, se ha visto obligado a pedir al gobierno español la declaración de zona catastrófica. Además, el ayuntamiento también ha tenido que suspender todas las actividades previstas para las fiestas de este año.

Las calles del centro de la ciudad son las que se han visto más afectadas por la tromba de agua provocada por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) que ha azotado, principalmente, a las localidades del sur de la Comunidad de Madrid.

La tormenta ha anegado las calles más céntricas alrededor de las 13:30 horas de este domingo. Las fuertes precipitaciones han provocado importantes desperfectos materiales.

El gran volumen de agua que bajaba por algunas vías ha dejado imágenes muy impactantes ya que la corriente ha arrastrado contenedores de basura, vehículos y hasta una unidad médica.

El teléfono de Emergencias 112 ha gestionado más de 360 expedientes relacionados con las tormentas en la localidad en tan solo 2 horas y los Bomberos de la Comunidad han realizado un centenar de intervenciones. Se trataba de

Se trata de unas precipitaciones muy similares a las del pasado 26 de agosto que también anegaron numerosas calles, inundaron viviendas y locales y arrasaron campos y cosechas.

En esta ocasión, además el servicio de la línea 9 del metro de Madrid también se ha visto afectado y la circulación se ha tenido que interrumpir durante 30 minutos en ambas direcciones porque las vías se habían inundado.

La DANA ha golpeado también con fuerza el sudeste del país. En concreto, la Comunidad Valenciana y Murcia donde se ha contabilizada 6 muertos y 4.000 evacuaciones.