Las montañas de plástico en los mares de Indonesia demuestran el uso excesivo de este material

Un buceador británico residente en Indonesia está filmando una serie de vídeos que cuelga en sus redes sociales y que están alertando a la sociedad de la cantidad de plásticos que consumimos. Las imágenes son realmente espectaculares y prueban la necesidad de reducir el consumo de plásticos, que afectan notablemente a nuestros mares y océanos.

Rich Horner, ingeniero de formación, decidió dejar el Reino Unido para viajar por el mundo y acabó instalándose en Bali debido a su gran afición por el buceo. Normalmente suele hacerlo en la Manta Point, un lugar situado en Nusa Penida, una isla al sureste de Bali.

La intención era grabar a las impresionantes rayas marinas presentes en la bahía, pero se llevó una sorpresa enorme al ver una auténtica amalgama de restos contaminantes: botellas, envases, bolsas, pajitas, vasos o cubos. Una montaña de plásticos que destruye el ecosistema.

Para asombro del británico, al ir nuevamente a bucear a Manta Point para grabar el estado de sus aguas, se encontró con una estampa totalmente distinta: medusas, rayas, plancton, etc. Ni rastro de plásticos. Este efecto se produce debido a las grandes mareas que se generan en las costas indonesias, lo que hace que en función de las corrientes, se puedan encontrar las aguas absolutamente despejadas o con gran cantidad de sedimentos y restos.

Pese a ello, no hay que olvidar que los plásticos están ahí y es necesario ser consciente de los problemas que acarrean para ponerles remedio y evitar que nuestros mares se infesten de productos contaminantes de lenta degradación que destruyen poco a poco la naturaleza.