Las fuertes lluvias convierten el acceso al metro de Barcelona en una auténtica cascada

Barcelona ha registrado fuertes precipitaciones en las últimas horas con acumulaciones de hasta 30 litros de agua por metro cuadrado en una hora y 100 litros por metro cuadrado en 12 horas en algunos puntos de la ciudad. El temporal afecta a todo el territorio catalán donde se ha activado la alerta naranja por riesgo importante.

La gran cantidad de agua caída ha provocado inundaciones en algunas calles por el taponamiento de las alcantarillas. Esto ha dejado imágenes insólitas como vías convertidas en auténticas piscinas o los accesos de algunas estaciones del metro transformadas en cascadas.

Este es el caso de las paradas de Passeig de Gracia, Tetuán, Joanic, Lesseps o Urgell donde los usuarios se encontraron ayer por la tarde verdaderos ríos bajando por las escaleras que dan acceso a los andenes.

En la estación de Paseo de Gràcia, las precipitaciones se filtraron, incluso, por el hueco del ascensor. Por este motivo, las autoridades del transporte metropolitano barcelonés tuvieron que cerrar al público algunas estaciones durante más de una hora.

Las redes sociales se han hecho eco de los efectos del temporal sobre la capital catalana y muchos usuarios han publicado las situaciones con las que se encontraron a lo largo del día de ayer a consecuencia de la lluvia.

Por ejemplo, algunas cuentas como la de Anti-radar Catalunya avisaba a sus seguidores de una inundación en la bifurcación entre las calles de Padilla y Ribes a través de un vídeo en el que se observan diversos coches circulando con el agua a la altura de las puertas.