La irrupción de una nube de polvo oscurece de golpe una ciudad australiana

¿Alguna vez has imaginado que se hiciera de noche en un solo instante, como por arte de magia? Pues algo muy similar ha sucedido en Mildura, Australia. Un conductor desde su coche captó el momento en el que, debido a una tormenta de polvo, “se hizo de noche” en plena tarde cuando segundos antes se apreciaba un cielo azul.

En las imágenes se puede ver cómo el conductor se dirige hacia una inmensa nube de polvo y al cabo de unos segundos se sumerge en ella y se produce una sensación muy parecida a conducir de noche con condiciones de visibilidad reducidas, necesitando obligatoriamente hacer uso de las luces para poder conducir.

La tormenta tuvo lugar como consecuencia de fuertes vientos de alrededor de 90 km/h en Mildura, cerca de la frontera entre las regiones de Nuevas Gales y Victoria, sobre las 17:00 horas. Este tipo de tormentas suele tener lugar durante el verano (de diciembre a febrero en Australia), pero como aún hay mucha tierra seca, este fenómeno ha tenido lugar en un mes atípico.

Según recoge el medio local The Age, varios residentes en la localidad declaran que la tormenta estaba prevista para pocos minutos antes de que sucediese y duró aproximadamente 15 minutos. “Vimos venir una nube naranja enorme y cuando llegó, todo se quedó completamente oscuro durante un cuarto de hora”, afirma uno de ellos.