La inteligencia artificial nos permite conocer en un museo a un renacido Salvador Dalí

El Museo Dalí de St. Petersburg, Florida, ahora es más especial aún de lo que ya era recogiendo infinidad de documentos y estando dedicado explícitamente a la obra del extravagante artista. Y es que esta peculiar institución ha tenido la brillante idea de exponer la obra y la personalidad del catalán a través del propio personaje, dándonos la oportunidad de aprender y estudiar su legado en la forma en la que él lo transmitiría.

A pesar de que la tecnología esté muy avanzada, este logro no ha consistido en la reanimación del difunto cuerpo del pintor y otorgarle una segunda vida, sino que un grupo de informáticos interesados en la carrera de Salvador ha conseguido recrear una versión virtual de Dalí a través de programas de inteligencia artificial que recopilaban imágenes, vídeos, gestos, voces y demás cualidades reales de cuando el pintor aún vivía.

Nada más entrar en las instalaciones del museo, luce una pantalla (de tamaño similar a la estatura de Salvador Dalí) con la que inauguran su nueva exposición “Dalí Vive”, a través de la cual los visitantes podrán interactuar con el personaje de una forma directa y totalmente inverosímil.

A diferencia de otros vídeos grabados o fragmentos pre-grabados que suelen adornar los museos, con esta innovación se ha sorprendido a miles de curiosos que se ven sobresaltados cuando una imagen virtual (pero totalmente realista) de Salvador Dalí les hace preguntas directas, les comenta cuestiones actuales o les responde y da conversación basándose en la respuesta del propio ciudadano. ¡Dalí ha revivido y te lo traen para que lo conozcas!

Los informáticos han trabajado con millares de documentos gráficos y auditivos grabados durante la vida del autor, y la tecnología y el software se han encargado (durante más de 1.000 horas) de recoger todos esos gestos, aspectos, tonalidades y demás peculiaridades del genio español para que en palabras de del director de esta iniciativa Nathan Shipley: “Dalí fuese Dalí”.

No sabemos si esto es lo suficientemente inquietante, o si lo sería aún más que realmente le trajesen de vuelta a la vida y le pudiésemos conocer sin que fuese a través de una pantalla, pero gracias a este gran trabajo ahora podemos estudiar su legado contado por él mismo, a su manera. Esta apasionante exposición cuenta con más de 45 minutos de vídeos hasta ahora inéditos y con una interacción virtual que ofrece más de 190.000 conversaciones posibles para que cada visitante del museo pueda tener su conversación particular con el ilustre pintor.

De hecho, en homenaje al vanguardismo de Salvador y a la necesidad de adaptarse a los tiempos futuros y nuevas generaciones, ¡el renacido Salvador Dalí te ofrece hacerse un selfi contigo (sí, has leído bien, la foto la toma él con su propio Smartphone) y enviártelo en un SMS para que puedas mostrar a tus amigos que en 2019 coincidiste con él en Florida!