Un koala se aferra a un oso de peluche tras perder a su madre en los incendios de Australia

Las reconstrucción de las zonas arrasadas por los incendios en Australia es una dura tarea que ha comenzado con la llegada de las lluvias torrenciales al país. El gobierno australiano ha creado la Agencia Nacional de Recuperación de Incendios Forestales a la que destinado inicialmente 1.200 millones de euros.

Se trata de una de las mayores catástrofes ambientales de la historia en un país en el que han ardido unos 180.000 kilómetros, una superficie mayor que Uruguay o Camboya.

Las muestras de solidaridad y las ayudas han llegado desde todos los puntos del planeta, una buena prueba de ello es el concierto solidario que se celebró ayer para recoger fondos en el que actuaron Queen, Olivia Newton-John o Alice Cooper.

Pero también hay héroes anónimos que se han volcado con Australia. Es el caso de Paul Ramos, un veterinario de los Estados Unidos que ha decido trasladarse a Australia para ayudar y asistir a los animales heridos.

Uno de los últimos vídeos difundidos por el propio Ramos muestra a una cría de koala que acababa de perder a su madre aferrándose a un oso peluche en el que busca consuelo.

En las imágenes se puede observar al joven marsupial acunado por una de las cuidadoras del centro de rescate en el que se encuentra incorporándose rápidamente cuando le acercan el peluche. Es entonces cuando se abalanza sobre él y lo agarra con fuerza.

El centro Mosswood Wilde Life Rescue no solo asiste a koalas sino que ayuda a todo tipo de animales como se puede observar en su cuenta de Instagram. En uno de los vídeos más recientes, se puede observar a varios sanitarios curando las quemaduras de canguros en sus patas.

Se trata de unas imágenes sobrecogedoras que muestran la dureza y el daño que ha provocado el fuego sobre la fauna australiana.