Impide el secuestro de una niña de 4 años en la terraza de un restaurante abalanzándose sobre el delincuente

La localidad sudafricana de Roodepoort ha sido el escenario del fallido intento de secuestro de una niña de cuatro años gracias a la rápida intervención de un ciudadano que presenció el momento. Todo ocurrió en la terraza de una pizzería donde la pequeña comía junto a su madre y otra mujer. En la imagen, grabada por la cámara de seguridad del establecimiento, se puede ver a la menor sentada en una de las mesas exteriores del local cuando, de repente, un hombre irrumpe en la escena tras saltar la valla de separación y se abalanza sobre la pequeña tratando de llevársela. Al observar al delincuente, la madre salta encima de la mesa y agarra a su hija para impedirlo, pero es la rápida intervención de un ciudadano que se encontraba sentado en una mesa contigua la que logra frenar al secuestrador. En la grabación, se observa al valiente comensal abalanzándose sobre el asaltante, agarrándolo del cuello hasta que logra tirarlo al suelo donde lo inmoviliza. A los pocos segundos, aparecen dos agentes de la policía y detienen al individuo. Poco después, se supo que la persona que frustró el secuestro era el propietario de la pizzería donde la niña comía junto a su madre. Este no dudó ni un segundo en defender a sus clientas utilizando su experiencia en artes marciales. Algunos testigos del dramático momento aseguran que el autor de la agresión parecía estar bajo los efectos de las drogas ya que tenía la mirada perdida. Según las autoridades policiales, el detenido es un hombre de 24 años que no tenía ninguna relación con la familia y estas trabajan ahora con la hipótesis de que pudiera tratarse de un intento de secuestro extorsivo.