Ideas de un instagramer: atacar a sus amigos lanzándoles fuegos artificiales desde un dron

Probablemente, si pensemos en una broma para gastar a nuestros amigos, difiera mucho de la idea que tuvo este instagramer brasileño para molestar a sus amigos y ganar unos cuantos likes en sus redes sociales.

En este vídeo, que ya se ha recorrido medio mundo en cuestión de horas, se puede ver cómo un grupo de amigos se encuentra comiendo y festejando en la calle, cuando un dron se levanta del suelo, se les pone por encima, y comienza a proyectar fuegos artificiales y elementos de pirotecnia dirigidos a los comensales.

Obviamente, todos los presentes trataron de esconderse y protegerse de los proyectiles, y aunque tampoco se les vea realmente asustados o preocupados, quizás sea porque al igual que el autor de esta “gamberrada”, no fuesen plenamente conscientes del peligro que realmente existía con semejante acto.

Con la intención de darle un toque más humorístico, el protagonista de la broma lo contó como si fuese una venganza hacia sus amigos que habían organizado una parrillada y no le habían invitado, dando a entender que esta es la “divertida” reacción que hay que tener si tus amigos te juegan una mala pasada y se olvidan de ti.

Posteriormente, Lucas Albert, que cuenta con más de 2 millones de seguidores en Instagram, se defendió ante los diversos medios que habían publicado la noticia con informaciones falsas o erróneas, y explicó que tan solo se trataba de una broma que les había planeado a sus amigos con el único fin de pasarlo bien.

Una broma en la que, por muy sorprendente que parezca, nadie reparó que podía haber terminado con algún accidente de tráfico, quemaduras en la piel, grandes daños oculares, o un gran riesgo de incendio de cualquier elemento de la vía pública; especialmente cuando los fuegos impactan contra cables y postes de electricidad.