El hielo le juega una mala pasada cuando trataba de rescatar a su perro de una piscina congelada

Dan Holmes, un vecino de Southlake, en Texas, Estados Unidos, ha compartido recientemente un vídeo en su cuenta de Facebook en el que aparece cayendo a la piscina de su casa tras romperse la superficie helada de la misma cuando trataba rescatar a su perra, christi. El objetivo del hombre con esta publicación no es otro que concienciar a la gente de la necesidad de estar atentos a sus mascotas para evitar accidentes.

La grabación muestra a Holmes quitando la nieve de las columnas del patio trasero de su vivienda mientras dos de sus perros juegan por el terreno hasta que uno de ellos, Christi, se pone a caminar sobre el hielo que cubría la pileta. Al cabo de unos segundos, la superficie cede y el animal acaba sumergido en el agua.

Alertado por los gritos de su mujer, Dan Holmes acude al rescate del cuadrúpedo y, tras un breve desconcierto, pone cuidadosamente un pie y una mano sobre el agua helada para acercarse poco a poco hasta su mascota. Finalmente, el piso no aguanta su peso, se rompe y él también acaba en remojo junto a Christi.

Por suerte, este vecino de Southlake pudo agarrar a su perra, rodearla con los brazos y sacarla del agua con celeridad. Su rápida intervención evitó que el animal sufriese daños pero, de no haber estado allí, este incidente podría haberse convertido en una tragedia.

Dan explicó que sus dos pastores australianos, Christi y Colbi, son perros de agua y están acostumbrados a entrar y a salir de la piscina a su antojo. Pero en esta ocasión, la curiosidad de uno de ellos acabó provocando una situación de riesgo. “Queríamos compartir este vídeo como un recordatorio para que estén pendientes de sus mascotas”, concluyó Holmes.