Funcionarios indios rocían con desinfectante a decenas de trabajadores antes de volver a sus hogares

Las autoridades indias están adoptando medidas muy controvertidas para evitar la expansión del coronavirus por un país con 1.300 millones de habitantes y un sistema sanitario muy precario.

Prueba de estas medidas son las imágenes de agentes de la policía india pegando con palos y obligando a hacer flexiones y sentadillas a las personas que se saltan el confinamiento.  

Pues bien, ahora son otras imágenes las que circulan por internet procedentes de este país no menos polémicas. Se trata de desinfecciones públicas a las que someten a grupos enteros de personas que abandonan las ciudades en las que trabajan para volver a sus lugares de origen durante el cierre nacional decretado en el país.

En uno de los vídeos, se puede observar a un funcionario ataviado con un traje especial de color blanco lanzando una solución desinfectante con una manguera a unas 30 o 40 personas que se encuentran sentadas en el suelo.

Las imágenes están grabadas en un puesto de control situado a las afueras de la ciudad de Barelly, al norte de la India, en el estado de Uttar Pradesh, y han provocado un importante revuelo en las redes sociales.

Los trabajadores migrantes están completamente vestidos y llevan encima su pertenencias y maletas. Incluso, muchos de ellos son familias con niños.

Según una información de News Front, el oficial a cargo Ashok Gautam, ha confirmado la veracidad de esta desinfección asegurando que se trata de una medida para mantener a salvo a todas estas personas.

Por su parte, el magistrado del distrito local, Nitish Kumar, ya ha ordenado que se sancione a los funcionarios de este baño público. Los trabajadores se encuentran ahora mismo bajo supervisión médica.