Así fue el rescate de los miles de conductores atrapados en la AP-6

Armados de palas y empujando a los coches para conseguir sacarles de la nieve durante la madrugada del seis de enero. Así celebraban los integrantes de la Unidad Militar de Emergencias española el día de Reyes. Cuatro mil vehículos fueron rescatados por la UME de la carretera donde habían quedado atrapados por la nieve durante horas en la noche del seis de enero al siete. Esta tarea titánica fue realizada por 280 militares que fueron desplegados en la AP-6 en Ávila y Madrid.

Los aterrorizados conductores denunciaban en las redes sociales que habían quedado atrapados en la autopista y que se estaban quedando sin comida, agua y combustible. La ayuda tardó horas en llegar, lo que ha generado gran cruce de acusaciones. Finalmente se daba el aviso a la Unidad Militar de Emergencias para que interviniese a la una y media de la madrugada, cuando algunos ciudadanos llevaban más de cinco horas atrapados en la nieve.

Dos batallones participaron en las tareas de rescate. El I Batallón trabajaba desde el kilómetro 70 en dirección A Coruña y el de León, el V Batallón, desde el 110 en dirección Madrid. Ambos grupos se encontraron a las doce de la mañana, cuando se dio por terminado el embotellamiento de la carretera.

A su llegada y ante la imposibilidad de usar quitanieves por la cantidad de vehículos que estaban atrapado e impedían su paso, los militares comenzaron a liberar autos usando palas y empujándolos. Además, se repartió agua y combustible a los conductores, algunos, familias enteras con niños y ancianos, llevaban nueve horas atrapados en las vías nevadas.

La Unidad Militar de Emergencias fue creada en 2007, con cierta polémica por considerarse que el cuerpo militar no debía enfocar sus tareas en la ayuda en situaciones de emergencia como nevadas, incendios o inundaciones y que para ese tipo de trabajos existían cuerpos fuera del ejército. Pero lo cierto es que ya nadie cuestiona su efectividad.

La UME se ha ganado el prestigio nacional e internacional tras actuaciones como la ayuda tras el terremoto de Lorca en Murcia, España, en (2011) o su viaje a Chile para ayudar en las tareas de extinción de los incendios de 2017.

El modelo de la UME como unidad de reacción ante emergencias ha generado el interés en 55 países, convirtiéndose en referencia internacional. Ha realizado un total de 382 intervenciones: 292 en incendios, 41 inundaciones o rescates en seísmos, 28 tormentas invernales y 3 intervenciones por riesgos tecnológicos y medioambientales. Otras 14 intervenciones responden a emergencias de otra naturaleza.