Expresa su orgullo tras matar una jirafa negra en Sudáfrica y lo califica de pasatiempo

Las imágenes de una mujer de Kentuky (EEUU) Tess Thompson Talley posando junto a una jirafa negra muerta en Sudáfrica generaron una enorme indignación hace un año en las redes sociales por la crueldad de las mismas. La mujer aparece junto al animal muerto recostado sobre sus cuatro patas como si de un trofeo se tratara.

Pues bien no contenta con eso, Thompson Talley ha reaparecido recientemente con unas lamentables declaraciones en las que asegura que la caza es “un pasatiempo” que le gusta mucho y que está “orgullosa de cazar”.

Así lo ha asegurado en una entrevista en CBS News en la que justifica su terrible acción asegurando que se trataba de una cacería de conservación. Una explicación del todo incomprensible y absurda ya que cazar y conservar parecen términos antagónicos.

Durante su explicación a esta cadena de televisión, la mujer ahonda todavía más en la herida explicando que había forrado unas almohadas y un estuche para armas con la piel del animal abatido.

Pero Tess Thompson Talley no solo aparece posando con una jirafa negra muerta sino que lo hace con otros animales como trofeos. En las fotografías se la puede ver junto a un canguro muerto, a un ñu o a un jabalí.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza publica una lista sobre animales en peligro de extinción y animales vulnerables. Precisamente, las jirafas están catalogadas como vulnerables.