Estrella el avión que pilotaba para matar a su mujer tras una discusión

Dramática discusión la que vivieron los invitados de una fiesta en el club de un aeródromo de Botsuana. El evento transcurría con total normalidad cuando Charl Viljoen, piloto de profesión, protagonizó una acalorada discusión con su esposa en la que, incluso, llegó a agredirla.

Tras observar la escena, los invitados pidieron al hombre, que llevaba un evidente estado de embriaguez, que abandonase las instalaciones. Charl Viljoen accedió, pero nadie se imaginaba cuál iba a ser su reacción.

El piloto, que trabajaba para la compañía Kalahari Air Services, se dirigió al aeropuerto internacional Sir Seretse Khama y allí secuestró un avión A2-MBM Beechcraft Kingair. Una vez a bordo, el hombre pilotó hasta la instalación del aeródromo de Botseuana donde se celebraba la fiesta y se encontraba su mujer y estrelló la aeronave.

Por suerte, un hubo ni víctimas mortales ni heridos entre los invitados porque minutos antes habían evacuado el local después de que un amigo de Viljoen alertase de sus intenciones. La única víctima mortal fue el propio piloto que fue declarado muerto durante su traslado al hospital.

Las instalaciones del aeródromo resultaron gravemente dañadas, así como la torre de control, y también cerca de 15 vehículos que se encontraban aparcados en el exterior.