Harbin, el festival de nieve y hielo que fascina a todo el mundo

La ciudad de Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, en China, celebra un año más su tradicional festival anual de Escultura de hielo y nieve, uno de los cuatro eventos de estas características más importantes del mundo junto con los de Sapporo, el Carnaval de Quebec y el Festival de esquí de Noruega.

Se trata de un auténtico reino de hielo de 750.000 metros cuadrados que se divide en cuatro zonas temáticas con esculturas elaboradas con 200.000 metros cúbicos de bloques de hielo, extraídos de un río cercano, el Songhua.

Por un lado encontramos un área llamada Sun Internacional Snow sculpture Art Expo, dedicada a las esculturas de nieve. Dentro de este recinto helado hay dos zonas más iluminadas con faroles y linternas que reflejan una luz espectacular en contraste con las construcciones de hielo.

La cuarta zona llamada Harbin Ice and Snow World es la más popular de todas ya que alberga un parque temático en el que se llevan a cabo espectáculos y todo tipo de actividades invernales como competiciones, exposiciones, mercadillos, entre muchas otras.

El festival se celebra desde hace 35 años y comienza oficialmente el 5 de enero. Su precio oscila entre los 20 y los 45 euros, dependiendo de las zonas que uno quiera visitar. Dura aproximadamente un mes, aunque se puede prolongar si el tiempo lo permite.

La condiciones climatológicas de la provincia de Heilongjiang son muy propicias para la celebración de este festival ya que en invierno las temperaturas oscilan entre los 15 y los 25 grados bajo cero.

A pesar del frío, esta antigua región de pescadores se ha convertido en uno de los máximos exponentes del invierno en China con unas cifras de visitantes que todos los años superan el millón de personas.