Este es el escritorio que permite a los empleados trabajar estirados como en el sofá de casa

El bienestar de los trabajadores es uno de los aspectos que más preocupan a las empresas de prevención de riesgos laborales. Las mesas y las sillas son algunos de los elementos que más pueden contribuir a este bienestar. Y es que una buena posición en el trabajo puede prevenir lesiones y hacernos más productivos.

Pues bien, la empresa Altwork de San Francisco ha trabajado en el diseño de un escritorio reclinable que permite a sus usuarios trabajar estirados, lo que puede evitarnos muchos problemas de espalda o de circulación.

El sistema consiste en una butaca dividida en varios módulos, un resorte para sostener el ordenador, una pantalla y una bandeja para manejar el ratón. Para evitar que estos elementos nos caigan encima, Altwork utiliza una serie de imanes que los sostienen y mantienen en su posición.

Si bien la investigación sobre los efectos de esta posición en un ambiente laboral es escasa, existen algunos estudios preliminares que demuestran mejoras en el rendimiento cognitivo de las personas.

La empresa encargada del diseño del nuevo escritorio sostiene que trabajar en un ángulo de 90 grados impide un flujo correcto de la sangre. Además, asegura que una posición erguida puede conllevar problemas a largo plazo.

En 2019, una encuesta realizada a más de 1.000 empleados del Reino Unido constató que más de la mitad sufre dolor de cabeza, de espalda, mientras que el 15 por ciento reportó dolor en las muñecas y en las piernas.

El escritorio Altwork Station se lanzó por primera vez en 2016 por unos 5.000 euros aproximadamente, pero la compañía distribuidora ha modernizado el diseño incluyendo enchufes y carcasas opcionales. El precio actual ronda los 7.000 euros.