Este adorable felino es más letal que un león

El gato de patas negras o gato patinegro (Felis nigripes) está considerado como el felino más letal del mundo. Sí, a pesar de su adorable aspecto y de que parezca un gato casero, tiene una tasa de mortalidad de sus víctimas más alta que la de los leones. El 60% de sus ataques terminan en muerte para su presa, aunque es cierto que suelen ser pequeños roedores o pájaros, pero considerando que mide 20 cm y pesa poco más de dos kilos, no está nada mal. Pero lo triste es que está en peligro de extinción.

El gato patinegro es originario del sur de África, y está considerado como el gato salvaje más peligroso. Es capaz de matar a presas más grandes que él y cazar pájaros al vuelo, porque puede llegar a saltar casi un metro de altura y dos metros de distancia. Se alimenta de pequeños roedores, aves, insectos y reptiles.

Cazan normalmente de noche y pueden llegar a desplazarse hasta 16 km para conseguir alimento y consumir hasta un quinto de su peso en comida. Suelen permanecer al acecho hasta que sorprende a su víctima, que normalmente no consigue escapar.

Desgraciadamente quedan pocos ejemplares, su número está descendiendo peligrosamente siendo una de las especies africanas en peligro de extinción. Su población total efectiva se calcula que es de menos de 10.000 ejemplares adultos.