El entierro de un motorista en Tenerife se convierte en un evento multitudinario sin medidas de distancia ni protección por el COVID-19

El vídeo del entierro de un hombre de 36 años que falleció víctima de un accidente de moto en Tenerife ha sacudido las redes sociales por la enorme acumulación de gente que provocó su despedida. En las imágenes se ve cómo una muchedumbre acompaña al féretro, sin guardar la distancia de seguridad y muchos de ellos sin mascarilla ni medidas de protección, besando el ataúd, aplaudiendo y despidiendo al hombre, muy conocido y aficionado al motor.

El ayuntamiento de la localidad tinerfeña de Guía de Isora, donde ocurrieron los hechos, ha lamentado la “inesperada” acumulación de personas durante las homenaje. El consistorio afirma que recibió una solicitud de una asociación de motoristas para realizar un último homenaje al fallecido, y aplicando las directrices de la fase 2 en las que se encuentra Tenerife, encargó un dispositivo de seguridad especial para dos entierros que estaban previsto celebrarse en la localidad el lunes 25 de mayo. Las indicaciones para velatorios y actos de despedida en territorios que se encuentran en fase 2 del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad tras el COVID-19, puesto en marcha por el Gobierno de España, contemplan que los actos de despedida no pueden superar una concentración máxima de 25 personas en exteriores y 15 en un recinto interior, siempre guardando las medidas de higiene y distancia habituales.

Pero según el ayuntamiento, la convocatoria del homenaje a través de las redes sociales por parte de familiares y amigos provocó que la situación se les fuera de las manos, y a pesar de que la Policía Local acudió e informó de las medidas de seguridad para prevenir posibles contagios de coronavirus, las escenas fueron cuando menos preocupantes, y corrieron como la pólvora en redes sociales. La familia del fallecido, que murió el pasado viernes tras impactar contra un bordillo con su moto y salir despedido, ha pedido disculpas por lo ocurrido y comprensión hacia su dolor.