Disney tiene una fórmula secreta para el agua de sus parques

Es posible que si has visitado alguno de los parques temáticos de Disney hayas notado un olor distinto en las atracciones acuáticas. No estás loco, ciertamente, la composición del agua en Disney es distinta. En la mayoría de lugares como piscinas o parques acuáticos se utiliza el cloro para desinfectar el agua, pero Disney no lo usa. En sus instalaciones se añade bromo.

El bromo no es tan fuerte y por lo tanto no resulta agresivo para nuestra piel o nuestra ropa. El bromo es una apuesta más segura, eso sí, también más cara. Pero con estas características no debemos pensar que haya más riesgo de contraer enfermedades porque sea menos eficaz desinfectando, todo lo contrario, el bromo es un activo mucho más eficaz. La razón de que no se use en todas partes es su precio.

Además, el cloro actúa aferrándose a las bacterias y creando cloramina, un compuesto que no contribuye a la limpieza del agua. Para eliminarla hay que usar otro químico que lo que hace es convertir la cloramina en gas para que se evapore. De ahí el olor tan característico.

Con el bromo pasa algo similar, se adhiere a las bacterias y se crea bromaminas, pero a diferencia del cloro, no pierde su efecto una vez hecho esto. No hay que seguir añadiendo bromo al agua porque se evapore tras desinfectar.