Detenida por cruzar la frontera de Canadá con EE.UU. mientras hacía deporte

Hay lugares donde es muy complicado identificar que has cruzado la frontera entre dos países, playas, montañas, donde no hay una señal que indique esta diferencia política. Esto es lo que le paseó a Cedella Roman, de 19 años. Estaba visitando Canadá, ella es francesa, y mientras paseaba por una playa cruzó la frontera invisible entre Canadá y estados Unidos. Estaba haciendo un poco de ejercicio, corriendo al caer la tarde y fue detenida y enviada a un centro de detención norteamericano donde la obligaron a permanecer durante dos semanas.

Roman, fue detenida por una patrulla de vigilancia de fronteras de White Rock, cerca de la ciudad canadiense de Vancouver. La acusaban de haber entrado ilegalmente en el país. Ella asegura que no había ningún cartel indicando el cambio de país en la playa en la que se encontraba, pero ellos la habían visto a través de las cámaras de seguridad fronterizas.

Como había salido a correr no llevaba su documentación encima, lo que agravó mas aún el problema. Cedella había entrado en Canadá en 2017, quería aprender ingles y pasar tiempo con su madre.

Cuando fue parada por la patrulla la enviaron a un centro de detención en Tacoma, 125 millas al sur del lugar donde la encontraron, unos 200 kilómetros. Fue allí donde la permitieron llamar a su madre que acudió con el pasaporte y el permiso de estancia en Canadá.

Pero no la iban a dejar marchar hasta que las autoridades canadienses confirmasen toda la documentación. Permaneció dos semanas detenida. Parece que no es un hecho aislado, el año pasado 288 personas fueron arrestadas por cruzar la frontera en la misma zona del estado de Washington.