¿Cuál es destino favorito de las estrellas en Navidad?

Yahoo! VIP

En cuanto llegan las nieves y las navidades los famosos de Hollywood huyen en tromba de la ciudad y tiene un destino preferido muy por encima de todos los demás.

Ese maravilloso lugar elegido por las celebridades es el pueblecito de Aspen. Aspen está en las montañas de Colorado y tiene menos de siete mil habitantes, pero allí no esperen ver un aldea en plan Heidi con vacas y aldeanos frunciendo el entrecejo, sino tiendas de lujo y estrellas a cascoporro.

En esta especie de Bel-Air de las montañas solemos encontrar a celebridades como Paris Hilton que se desplaza hasta allí a esquiar desde que caen los primeros copos

Su hermana Nicky Hilton es otra habitual de la estación invernal.

Los últimos días de diciembre también se ha dejado ver bajo la nieve Uma Thurman con su hija Maya, la que tuvo con Ethan Hawke y su actual novio Arpad Busson. Pero sin duda, lo más llamativo de este lugar son los modelitos de los famosos que allí acuden.

Los estilismos de Paris, en plan caniche de las nieves son de juzgado de guardia, como cabría esperar en ella. Pero no es la única.

Está Elle McPherson, cubierta de pieles y con un gorro que le hace parcerse al perro de La historia interminable.

Goldie Hawn también suele ir muy discreta con su tocado de cosaca de Siberia versión Hollywood.

En Aspen tiene una casa, por cierto junto a su marido Kurt Russell.

A Kurt en cambio, lo que le priva es plantar una bota en Aspen y disfrazarse de vaquero, como cuando era crío.


Este año, por cierto, llegó luciendo por una espesa barba, como si fuese a hacer de Moisés en una peli, pero se afeitó más tarde.

Antonio Banderas es otro habitual de Aspen, el malagueño lleva años acudiendo y es un consumado esquiador.

Este no ha sido una excepción y lo hemos visto despedir el año con Melanie y su hija Stella.

La actriz Zoe Saldaña ha tardado en darle a lo del esquí y hace un par de años recibía clases de un monitor.

Pero no se puede negar que está muy mona con todo el atuendo puesto.

A la que no verán jugándose el tipo ladera abajo es a Mariah Carey y eso que lleva años acudiendo a Aspen. Lo suyo más bien es gastarse cantidades industriales de dinero en las boutiques de lujo del pueblo y darse baños de multitudes con los fans en compañía de su marido, Nick Cannon.

Lo que lleva gastándose en los últimos días del año en joyas y artículos de lujo sólo Dios y el banco lo saben.

Y para eso se va a la montaña, para encerrarse en las tiendas y fundirse los dólares. Es que ni en trineo, se tira la tía. Yo para eso me quedo en Hollywood.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines