Crucifijo en mano y acatando el Estatuto por imperativo legal, así jura el cargo un concejal de Vox

Las fórmulas para jurar o prometer los cargos públicos por parte de los diputados electos, senadores o concejales son muy variadas. Hay ejemplos de todo tipo, la alternativa más utilizada al sencillo juramento o promesa es el acatamiento de la Constitución por imperativo legal. A través de variantes como esta, los que las utilizan pretenden mostrar su disconformidad con la Carta Magna, con ciertas normas o protocolos.

Pues bien el último ejemplo nos lleva hasta Orihuela, en la Comunidad Valenciana, donde un concejal de Vox, José Manuel García Escolano, juró el cargo acatando el Estatuto de Autonomía contra su “conciencia y por imperativo legal”.

Pero lo más llamativo del caso no fue la fórmula utilizada sino el gran crucifijo que portaba el hombre en su mano derecha en el momento del juramento. “Juro por Dios y por España cumplir fielmente las obligaciones del cargo de concejal en el Ayuntamiento de Orihuela”, añadía en su intervención.

Así mismo, García Escolano expresaba su “lealtad al rey” y su voluntad de “guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”. “Viva el rey y viva España”, concluía el concejal de Vox durante el acto de constitución del Ayuntamiento de Orihuela.

El juramento del cargo de José Manuel García Escolano ha circulado por las redes sociales y ha recibido todo tipo de comentarios, desde usuarios que defienden la fórmula que utiliza el concejal de Vox hasta otros que expresan su rechazo. Los más críticos consideran que esta escena es más propia de una película de Berlanga que de una toma de posesión seria.