Construye un coche de madera y recorre 21.000 km para regalárselo a su hija por su cumpleaños

Aunque parezca que la historia de Bienvenido Ortega, un ebanista dominicano de 56 años, es el guión de una película de ficción es bien cierta. Eso sí, quizá sirva de fuente de inspiración para la próxima película de algún director de cine.

Pues bien, Ortega no cejó en su empeño hasta cumplir el sueño de su hija, un coche de madera como regalo por su decimoquinto aniversario. Los 15 años es la edad legal para conducir en algunos estados de los Estados Unidos, donde reside la joven.

En 2017, el hombre intentó sin éxito la construcción de una réplica de un modelo de la marca Chevrolet. El motor le jugó una mala pasada y tuvo que acabar abandonado su proyecto y donando el automóvil.

Meses más tarde y con la mente puesta en el compromiso que había adquirido con su hija, Bienvenido inició la construcción de un nuevo vehículo, un Volkswagen Beetle con madera mohena y de roble amarillo. Y sí, lo consiguió.

‘El tronco móvil 2’, como lo llamaron sus amigos, estaba listo después de 9 meses de trabajo. Pero la hazaña de este obstinado ebanista dominicano no acaba aquí, sino que el hombre ha emprendido un viaje de 21.000 kilómetros, entre Perú y Nueva York, para entregar el coche a su hija.

A pesar de que el regalo le llegará dos años más tarde a la destinataria, la joven verá cumplido su sueño.