Cierran varios locales de una de las calles más turísticas de Vietnam para evitar una tragedia

La moda de los selfies ya ha generado más de una controversia debido al riesgo que supone hacérselos en parajes peligrosos. Algunas personas han muerto al arriesgarse demasiado y caer al vacío desde rascacielos o acantilados.

El creciente turismo en los últimos años en un país como Vietnam, ha llevado el debate del selfies sí o selfies no, hasta el sudeste asiático. El famoso tren centenario que atraviesa Hanoi, con sus vías a escasos metros de los edificios colindantes, ha creado furor entre los visitantes, que se vuelven locos deseando tomarse fotos ante una estampa muy poco común.

Autofotos en las vías o incluso cuando el tren ya está a pocos metros, han llevado a las autoridades locales a tomar cartas en el asunto y se han visto obligado a cerrar varias cafeterías y restaurantes de esta zona de la capital vietnamita. De hecho, la proliferación de estos locales de restauración ha crecido debido al alto número de viajeros que se acerca a las vías.

Tras un incidente en el que tren tuvo que detenerse en seco para no atropellar a varias personas el pasado domingo, el gobierno local se ha decidido a poner punto final a esta problemática.