¿Cómo debemos actuar si nos sorprende una riada en el coche?

Las lluvias fuertes y repentinas normalmente traen consigo inundaciones y riadas. Se trata de fenómenos meteorológicos que suelen tener un gran impacto económico y social en nuestro país.

Un claro ejemplo lo tenemos en los efectos del temporal que ha azotado España estas últimas horas. Pero, ¿qué debemos hacer si nos sorprende una riada cuando nos encontramos al volante?

Pues bien, en caso de habernos quedado atrapados en el interior de un vehículo, debemos mantener la calma, no sucumbir al pánico y tratar de salir en los primeros 30 o 60 segundos.

Si no tenemos ninguna lesión ni ningún otro impedimento es relativamente fácil hacerlo en este tiempo, ya que un vehículo tarda entre 30 segundos y 2 minutos en hundirse en caso de que haya agua suficiente como para cubrir todo el coche.

Durante este tiempo debemos tratar de desabrocharnos el cinturón y ayudar a los posibles acompañantes para que hagan lo propio. Los niños deben ser los primeros en quedar liberados.

La presión del agua nos impedirá abrir las puertas, de manera que tendremos que esperar a que el nivel sea el mismo en el interior y en el exterior, o bien salir por las ventanillas.

Actualmente, las ventanillas de la mayoría de los vehículos son eléctricas por lo que el mecanismo fallará cuando entre en contacto con el agua. Pero aun así, tendremos unos tres minutos para bajar el cristal apretando el botón.

En el caso de que no lo consigamos, hay que romper el vidrio con algún objeto punzante o contundente, por lo que es aconsejable llevar un martillo de emergencia con una cuchilla especial para cortar cinturones. Nunca hay que tratar de romper la luna delantera porque tiene un revestimiento que impide agujerearla.

Una vez fuera, hay que tratar de nadar hacia la orilla en el mismo sentido de la corriente, nunca hay que hacerlo a contracorriente porque la fuerza del agua nos impedirá avanzar.